Maite y José Manuel se miran. Podría asegurar, y sé que no exagero para nada, que Maite y José Manuel pueden decirse millones de cosas con la mirada, que se entienden muchísimo mejor que el resto de los humanos sin tener que emitir ni recibir sonidos. Podríamos decir que tienen un sexto sentido y que los que les conocemos un poquito lo hemos advertido… y quien lea esto sabe de qué hablo. Pues bien, como tantas veces, los novios me enseñan mucho… y, últimamente, con el tiempo que paso con ellos, me atrevo a decir que me lo enseñan todo… pero esto ha sido lo máximo:

Caminando por la dehesa, hablando sobre temas de la boda… en una exaltación de alegría, José Manuel dijo: “… y es que vamos a disfrutar de todo!, ¡ese día vamos a disfrutar de las fotos, de las flores, de la comida… de todo!  Y lo vi claro: esta es la actitud que para mi deben tener los novios hacia su boda… una actitud de disfrutar de todo, de sentir alegría por todo…

Pasado mañana iré a hacer fotos que hagan disfrutar a Maite y a José Manuel… y a sus familiares y amigos… y a mi, claro. Feliz boda.