A tus ojos.
A tus ojos me refiero y en tus ojos me reflejo.
Envuelta en la luz que desprende tu cuerpo paso cada segundo.
Dejé el suspiro para otro lugar y otro momento,
eres vera de mi paz.

Que María sólo se planteara que fuera el fotógrafo de su boda ya era una medalla, todo un premio.
Regreso a Madrid, una y otra vez más. Es como regresar a casa de nuevo, una y otra vez más.