Y tu, ¿Qué darías? …
Por pasear de nuevo por los pasillos del colegio.
Por fumetear a escondidas en los baños.
Por ver a Salva bajar la calle Ancha siempre en envidiadas compañías.
Por escuchar tu sonrisa con cara de ratón.
Por unas chuletas de filosofía.
Por los dardos y las birras los viernes en el Santi.
Por escuchar “money for nothing” y poner cara de tipos duros.
Por el dolor de cuello de tanto mirarte en clase de latín, literatura, historia…

Se casa Damián, y con él vuelven los recuerdos de tantos y tantos momentos felices.

Se casa Isabel, y con ella vienen pensamientos de futuro, de tiempos y días felices que vendrán.

Se casan Isabel y Damián. Una nueva etapa. Qué suerte estar con vosotros.