Lupe y Jose no iban a contratar fotógrafo para su boda.  Mi amiga clara les dijo que cómo no iban a tener este recuerdo de un día tan especial. Hoy sé que Lupe y Jose se alegran de la decisión que tomaron, pero lo que más me llena es pensar que para esta pareja la fotografía de su boda ha sido algo divertido, apasionante y romántico… Creo de verdad, de todo corzón, que la nueva fotografía nupcial está transformando la forma de vernos a nosotros mismos, la forma de ver a las personas que vienen a las bodas y la forma de utilizar esas fotos en nuestras casas. Gracias pareja.