Diez años después. Una nueva generación. Los hermanos pequeños de mis amigos se casan. Lejos de hacerme sentir mayor, esto me da la vitalidad y energía suficiente para estar a la altura y poder revivir con ellos las emociones de hace diez años. Laura y Julio forman una pareja especial. Una pareja de esas en las que la química les brota en cada poro. Cuando uno va coleccionando situaciones y relaciones hay ciertas cosas que se ven a la legua. Chicos, os deseo lo mejor y gracias una vez más por confiar en mi.