Con ciertos tópicos me educaron, y con otros fui creciendo. Sin duda tres de los que hoy planteo son pilares referentes de mí mismo y me encanta aplicarlo al trabajo que aquí os traigo. El mundo es para los valientes, vergüenza de hacer cosas malas (como bien me dice mi madre) y, por la familia, la vida. ¿Qué tiene todo esto que ver con la fotografía de una tienda de moda de caballeros? Pongamos pies a esta historia.

Amparo y Oli son dos valientes. Dos valientes que en medio de la crisis luchan por montar un negocio contra viento y marea (contra grandes superficies, contra los bolsillos debilitados, contra… ) Un buen día ponen en marcha una preciosa tienda de moda de caballeros de la cadena Francisco Pavón (la cual os aconsejo encarecidamente)… y como la crisis agudiza el ingenio, una tarde me proponen realizar unas fotos a los escaparates con sus familiares haciendo de maniquíes… si! si!  Porque… vergüenza hay que tener sólo de las cosas malas y, por la familia, la vida.

El domingo fue fiesta en casa de Amparo y de Oli. Sacaron las mejores galas, vistieron de largo, corto y mediano a toda la familia… y me permitieron volver a pensar en lo valioso que son mis tópicos. Además, por una vez he llegado a ver maniquíes reales, con barriguita, con estructura de hombres normales, etc….

Toda la suerte del mundo para estos valientes… y no dejéis de acercaros a Francisco Pavón, en la calle López de Ayala 1 de Villanueva de la Serena (Badajoz). Os esperan.