Hace tiempo que tengo ganas de escribir estas líneas y de mostraros estas fotos. Se trata de un reportaje de familia que, como cada familia, es diferente y especial, sobre todo para ellos.

Hace tiempo que Noelia me habló de su hermano Jesús, de su cuñada María y del pequeño Jesús. Del amor de esta pareja por la fotografía y de las ganas que tenían de realizar un reportaje con el nuevo miembro de la familia. Pero un invierno largo, lluvioso y bastante frío nos ha mantenido fuera de juego, pero al final, todo llega.
Regatear con el balón antes de hablar, ya dice por dónde irán los gustos deportivos de Jesús. Calmar su llanto de pequeñín con una pelota, es un síntoma más que claro. Fue una mañana agradable de risas, paseos y muchas fotos.

Hoy, semanas después me siento a enseñaros un pedacito de las vidas de esta familia que me ofrecieron su casa y su tesoro para ser retratado.  Gracias.