Sería muy egoísta por mi parte no compartir con la gente que sigue mi trabajo las bodas que por falta de tiempo no he podido publicar en mi blog. Por eso he decidido retomarlas y comenzar a mostrarlas. De hecho, iré alternando.
La historia que os traigo hoy es la de una pareja muy especial… Susana y Álvaro… bueno, más bien un trío ya que con «su Bimba» forman una súper familia.
Susana y Álvaro prepararon una boda a su medida. Hacía años que soñaban con la boda que tuvieron… y cada instante, cada detalle, fue cuidado con mucho mimo y cariño.
Un vestidazo de Otaduy Novias, un peinado de las manos del artista Jesús Pino, un ramo de margaritas, un Porsche naranja… y, de la mano de mi amiga Gema de Caneducado, una sorpresa: su perro el día de su boda! Creo que esta boda os va a encantar.
Un entregado Cátering Pajuelo vistió la preciosa finca junto al río en Medellín donde tuvo lugar el banquete.
Y como fin de fiesta, como broche… Cachaba. De nuevo nos encontramos con este grupo pacense… son sensacionales.
Esperamos que las imágenes estén a la altura y se acerquen a lo que vivimos.