Cucú, te asomas,
Cucú, te vas,
Y a la de tres… Tras!
Salta, corre, ríe.
Juega, bebe, canta.
Para, sueña y descansa.
Son pequeños mundos energéticos en movimiento…

A los padres que me confían ayudarles a guardar la fugacidad en sus memorias.