Hace semanas soñé con ovejas, terneros y embarazadas. Como soñar despierto cuesta lo mismo que dormido, empezamos a maquinar la sesión de fotos que hoy os presento. Víctor es productor-logista 100%…  mis pies y mis manos. En nada teníamos las ovejas y los terneros (mi agradecimiento a la familia de Sara).   Cada vez son más los amigos que valoran estas locuras nuestras y que piensan que merece la pena tener imágenes por la casa de los momentos más emocionantes de sus vidas. Y Soraya y Miguel son así… dispuestos a aguantar mis perrerías para mostrar la belleza de esta forma que tanto nos gusta ¡con vuestras fotos!  Y así le contaremos a la pequeña blanca cómo su madre soñó con ovejitas una noche de otoño del 13. Familia, por vosotros, espero que os gusten y disfrutéis la mitad que lo hicimos nosotros en el campo.