Cuando alguien te llama y pone las ganas que puso Mónica en que fuera a fotografiar a su familia, todo marcha como la seda. Mónica y Juan Pablo son los papás de Cayetana y Beltrán, dos preciosos hermanos que tan sólo se llevan 20 meses… Siento cierta debilidad por los hermanos que se llevan tan poco. Yo y mis hermanas o mis propios hijos se llevan tan poco y esto me traslada a una infancia repleta de momentos compartidos. Beltrán tan sólo tenía 19 días cuando le conocí… espero que les dejes a los papis dormir las 500 noches que se necesitan para recuperarse de algo tan grande como traer a una vida a esta vida. Gracias por confiar en este fotógrafo de bodas, vidas y familias.

Gracias Paula por hablar de mí como lo haces, te doy las gracias de todo corazón… me estás ayudando mucho.