Ciertos días se triunfa. ¿Qué mejor sensación que triunfar el día de tu boda?. Cuando siembras, recoges, y hay parejas que desde lejos se les ve todo lo que han sembrado… y llega el día de su boda y triunfan. No es que yo sea un visionario ni un adivino, es que hay momentos que sólo se ven a través de un objetivo de una cámara… ¿Alguien conoce el significado de “objetivo”? Pues además de lente, es “imparcial”. De la forma más racional e imparcial que puedo os contaré que cuando en una iglesia de varios siglos como San Mateo en Cáceres varias personas leen pequeños y emocionantes fragmentos para los novios, cuando un sacerdote invita a que se abracen los novios con un “puede besar a la novia” y los invitados aplauden emocionados… cuando todo esto sucede… vuelvo a creer en la condición humana. Vuelvo y revuelvo. Con Jara e Israel todo esto es posible y mucho más. Solo os puedo desear toda la felicidad que ya tenéis. Familiares y amigos, salud.